Premier League: El Chelsea se desmorona: “No estamos a la altura de la historia del club”


La ‘era Boehly’ en el Chelsea est transitando entre el gasto desmedido en fichajes (1079,3 millones de euros en ao y medio) y una crisis deportiva que crece al mismo ritmo que su inversin en futbolistas. Los ‘blues’, convertidos en gigante ingls (cinco Premiers) y europeo (dos Champions) en el siglo XXI bajo el mando de Abramovich, han entrado en recesin deportiva en las ltimas dos temporadas con del empresario estadounidense.

“No estamos a la altura de la historia del club. Tenemos que aceptarlo y ser crticos. Soy el primer responsable… pero los jugadores tambin deben asumir su responsabilidad. No somos lo suficientemente buenos”, reflexion Mauricio Pochettino tras caer goleados (2-4) frente al Wolverhampton en un nuevo bochorno en el Bridge. Un ‘mazazo’ para unos ‘blues’ que estn undcimos, ms cerca del descenso (12 puntos) que de Europa (13). Los puestos de Champions estn en otra dimensin, a 15 unidades! Y el liderato en otra galaxia, a 20.

Soy el primer responsable… pero los jugadores tambin deben asumir su responsabilidad. No somos lo suficientemente buenos

Mauricio Pochettino, entrenador del Chelsea

El entrenador argentino empieza a estar en apuros como lo estuvo Graham Potter hace un ao. El ingls, que relev a Tuchel en septiembre, no acab un curso que termin Lampard y que concluy con el Chelsea decimosegundo, fuera de Europa y sin ningn ttulo que echarse a la boca. Y eso que ficharon por 611,5 millones! a Enzo Fernndez (121,5), Fofana (80,4), Mudryk (70), Cucurella (65,3), Sterling (56,2), Badiashile (38), Koulibaly (38)…

“No creo que yo sea el problema. Estamos en un periodo difcil, integrando a muchos jugadores jvenes en la Premier”, dijo entonces Potter. La misma historia se ha repetido este campaa. El Chelsea manda en el mercado con rcords (467,8 ‘kilos’ en futbolistas en la 2023-24) pero naufraga en el csped. Su revolucin est haciendo aguas. El bloque campen de la Champions en 2021 con Tuchel es historia. James, Thiago Silva y Chilwell son los nicos supervivientes de un equipo que han dejado Mendy, Rdiger, Azpilicueta, Christensen, Jorginho, Kant, Mount, Havertz, Werner, Kovacic…

La planificacin y las lesiones

Demasiados cambios en un Chelsea que ha tenido cinco entrenadores (Tuchel, Potter, Bruno, Lampard y Pochettino), 28 fichajes y 50 bajas en ao y medio con Boehly. Una planificacin errtica que les ha llevado a tener, por ejemplo, un nico ‘9’ (Jackson) y cuatro porteros (Robert Snchez, Petrovic, Bettinelli y Bergstrm). Hay mucho trfico de entrada y salida en un vestuario que est, otra vez, plagado de lesiones (Colwill, Fofana, Cucurella, Lavia, Robert Snchez, James…) y en obras permanentes.

En los ltimos 12 y 18 meses hay un problema de cultura de club, de caos. Estn arruinando a jugadores que fueron fichados como buenos futbolistas. Boehly cre este desastre

Gary Neville, exjugador y analista

“En los ltimos 12 y 18 meses hay un problema de cultura de club, de caos. Estn arruinando a jugadores que fueron fichados como buenos futbolistas. Boehly cre este desastre”, afirm Gary Neville. Se han acostumbrado a perder: han cado en 30 partidos! de 81 disputados en las ltimas dos temporadas bajo dominio del empresario estadounidense. Un drama.

Los ms jvenes de la Premier

“Es un proyecto diferente y es cuestin de tiempo, pero es difcil para m decir siempre que necesitamos tiempo, tiempo y tiempo. La paciencia no es infinita”, pregona Pochettino. A los nuevos (Caicedo (116 ‘kilos’), Lavia (62,1), Nkunku (60), Palmer (47), Disasi (45), Jackson (37), Robert Snchez (28,7)…) les est costando adaptarse.

Y la presin sobre algunos como Caicedo, segundo fichaje ms caro de la historia de la Premier tras Rice (116,5 ‘kilos’), es una losa demasiado grande. Y otros como Mudryk (70 millones) apenas juegan en un Chelsea que es el equipo ms joven de la Liga inglesa (23,3 aos edad media). Les falta experiencia y se desmoronan ante la adversidad. Thiago Silva (39 primaveras) no puede con todo. Slo Palmer (12 goles a sus 21 aos) resiste. “Cuando encajamos, empezamos a sentirnos nerviosos y no manejamos bien el estrs”, asegur el entrenador argentino.

Cuando encajamos, empezamos a sentirnos nerviosos y no manejamos bien el estrs

Mauricio Pochettino, entrenador del Chelsea

Y esta mezcla est siendo letal. El Chelsea ha recibido ms goles (39) que los que ha marcado (38) en esta Premier. Desde diciembre de 1989! no encadenaban dos traspis seguidos con cuatro tantos en contra como ahora (4-1 frente al Liverpool y 2-4 ante los ‘Wolves’). Suman ms derrotas (10) que victorias (nueve) en Liga. nicamente en la 1993-94 alcanzaron este nmero de ‘defeats’ en menos actos (18). De hecho, en la 2020-21, la penltima temporada con Abramovich en la que ganaron la Champions, slo perdieron ocho duelos de 61 entre todos los torneos!

Una vuelta al pasado que les puede condenar a otro curso sin viajar por el viejo continente. Desde que Abramovich compr el club en 2003, los ‘blues’ nicamente estuvieron una campaa sin jugar en Europa (2016-17)… y ganaron la Premier! La temporada pasada ya se quedaron fuera de las competiciones europeas al acabar decimosegundos (su peor posicin liguera desde la 1993-94) y ahora van camino de repetir decepcin y volver a un escenario que no viven desde hace 27 aos! Entre 1995 y 1997 no jugaron en Europa. Eran otros tiempos.

El Chelsea busca remplazo al lesionado Nkunku tras gastar 385 millones de euros! en fichajes

“Estoy muy decepcionado, pido disculpas a la aficin. Jugamos con nerviosismo, tomamos decisiones precipitadas y necesitamos reiniciar. No podemos rendirnos”, sentenci ‘Poche’. La Carabao Cup, en donde disputan la final frente al Liverpool el prximo 25 de febrero en Wembley, pude ‘arreglar’ un poco el ao. Si la ganan, irn a la Conference y catarn metal. Si no, slo les quedara la FA Cup (se miden al Aston Villa en el ‘replay’) para no regresar a un pasado azul…oscuro.





Source

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Melek Melek Melek Melek Melek Melek Melek Melek Melek Melek Melek