Ciclismo: A vueltas con la ‘Ilex’: “Si el caso concluye as, Espaa quedar como el paraso para el dopaje”


El pasado 3 de diciembre la Fiscala de Exremadura confirm en su informe, al que ha tenido acceso MARCA, que “de las diligencias practicadas no ha podido quedar suficientemente acreditado ni a qu deportistas iban destinados y en relacin a qu concreta competicin, ni se ha llegado a ser consumido o en qu medida, el efecto producido ni el peligro, tanto genrico como especfico que puede llegar a causar este medicamento con su ingesta. Por lo expuesto, se solicita el sobreseimiento provisional de estos tres investigados”.

El caso al que se refiere es la Operacin Ilex, llamada as porque el rbol ms comn en Extremadura, donde nace la trama, es la encina (ilicis en latn). La Operacin Ilex es un trabajo de la Guardia Civil que persigue una red de trfico de productos prohibidos encabezada por el doctor Maynar, profesional de la Universidad de Extremadura, y que ya se ha llevado por delante a corredores como Miguel ngel Lpez, suspendido el pasado mes de julio por su relacin con esta causa. El informe de la fiscala extremea podra tirar por tierra el trabajo de la Guardia Civil espaola que, desde octubre de 2021 y a travs de la Seccin de Salud Pblica y Dopaje de la Unidad Central (la UCO), ha trabajado para demostrar la presunta conducta delictiva mediante la fabricacin, suministro, intermediacin, ofrecimiento y almacenamiento con estas finalidades de medicamentos que carecan de la necesaria autorizacin exigida por la ley.

En la operacin aparecen adems del doctor Marcos Maynar y su ayudante Ignacio Bartolom, otras personas como Vicente Belda Vicedo, Ruben Tiago Alves y Ral Bernal; y medicamentos como Actovegin, cido Diclorauctico (DCA), la Teofilina y Thioctacid. Tambin se comprob que estaban trabajando con medicamentos como HGM-Lepori 75 IU polvo y disolvente para solucin inyectable, del cual es titular Angelini Pharma Espaa SL y su principio activo es la menotropina. El citado producto habra sido presuntamente facilitado a Supermn Lpez con el objetivo de mejora de capacidades fsicas. En esa distribucin habra participado otra tercera persona (Vicente Belda hijo) y el consumo de esa sustancia con fines de dopaje habra causado efectos adversos.

Belda fue quien presuntamente recibi esa sustancia en su casa y quien se la traslad a Hungra para que Lpez se la inyectara en el inicio del Giro’22. Belda, como ha podido escuchar este peridico, reconoce recibir el paquete en su declaracin del pasado mes de octubre. “Yo recibo y hasta el da antes de irme no veo lo que es. Recib y el da de antes de marchar de viaje abro paquetes para organizar. Veo que hay ampollas y las tiro, literalmente. Primero porque es ilegal. Dentro de las normas del equipo no puedo llevar medicacin, se me cae el pelo. Segundo porque si me paran en el aeropuerto se me cae el pelo y coga dos vuelos al da siguiente. No pudo jugarme mi vida por unas ampollas”, seala el que fuera auxiliar de Astana hasta estallar el caso.

Ese medicamento que presuntamente se inyect Supermn le gener unos problemas en la pierna como se entiende de las conversaciones entre el espaol y Belda. Vicente le escribi a Maynar recordando que perda fuerza y que no poda presionar: “si era lo que l tiene de normal no le puedes ni tocar. Est lleno de microroturas. Es algo relacionado con retencin de lquidos”.

Una entrega manipulada

As rasparon la impresin comercial en las ampollas con el fin de dificultar la identificacin de la sustancia y su trazabilidad en una eventual inspeccin.

El propio Lpez le reconoce va mensaje a Maynar que “a ver si hago reaccin mala a alguna vitamina de las nuevas que me enviaste”. La inflamacin deriva del consumo de ‘testis’ (que la UCO demuestra que es menotropina) prescrito por Maynar, que le provoca inflamacin y dolor. Los problemas fsicos prosiguieron esos primeros das de mayo hasta que el da 10, Supermn abandona el Giro. El consumo de ‘testis’ y sus efectos en el organismo del deportista, que lo consume sin necesidad teraputica y al objeto de mejorar sus capacidades fsicas, habra sido la causa del abandono.

Cronologa del caso

La UCO pidi al inicio los registros y el volcado del telfono de Maynar y Nacho (Ignacio Bartolom), que era un doctorando que quera quedarse en el puesto de Maynar. l es el que entra en contacto con ngel Vzquez para que le baje ciclistas desde el norte. Es l tambin quien entra en contacto con Ruben Tiago para llevar a los corredores del Efapel portugus, hacia donde sale otra receta de menotropina. Cuando toda esta informacin est en los juzgados, Astana suspende a Lpez cautelarmente. Despus llegara la suspensin actual de la UCI a travs de la ITA en base al informe de la UCO. Lo curioso del caso es que se tom manifestacin a Maynar, luego a los Belda, pero no a un Supermn que, al ser testigo, se jugara cuatro aos de prisin de no decir la verdad ante el juez. La UCO, que tiene registradas conversaciones de ciclistas de otros equipos espaoles con Maynar ms all de Caja Rural-Seguros RGA como son Euskaltel y Burgos BH, ha encontrado tres vas de salida para la menotropina, una que va a Portugal para los Efapel, otra para ngel Vzquez (que reconoce despus pasar sustancias prohibidas al exciclista profesional Luis Vicente Otn) y otra a Hungra para Supermn.

Dependiendo de la resolucin final, el caso podra terminar con Maynar condenado por un delito de trfico de medicamentos y otro de dopaje, lo que suma entre cinco o seis aos. Vicente Belda, que en su declaracin explica su relacin con Harold Tejada (del que dice slo le ayuda con el transporte), quedara sin castigo porque no est certificado que esos medicamentos recibidos se los haya dado a alguien. Nacho podra terminar con un delito de trfico de medicamentos y otro de dopaje (cerca de seis aos) por dar instrucciones a ngel Vzquez de cmo ponerse la menotropina. Vzquez tendra un castigo por trfico de medicamentos o por EPO, dependiendo de si Otin tuviera licencia deportiva en ese momento.

Por ltimo a Vicente hijo, que presuntamente es el engarce para sustentar el dopaje de Supermn, le podran caer tres aos por dopaje. El espaol se siente utilizado y vctima. “Me gustara aadir que no tengo nada que ver con la trama, me han arruinado la vida. Me quisieron usar como un camello para traspasar sustancias”, seal en el cierre de su declaracin de octubre. Todo lo decidir ahora el juez a la vista del informe de la UCO y el de la fiscala de Extremadura.

Deber decidir si abre un nuevo procedimiento que, si todo sigue su curso, llegara este 2024 porque conlleva penas de crcel. De no hacerlo, se dara el caso por cerrado y tan slo ‘caeran’ Maynar y Nacho con tres aos por trfico de medicamentos. No quedara ni rastro del dopaje que, a ojos de la UCO y la UCI, est documentado. Se concluira con una situacin que, a vista de varios integrantes de la operacin, y despus de lo que pas en nuestro pas con otras operaciones como la Puerto, “dejara a Espaa como el paraso del dopaje”.

Caja Rural-Seguros RGA, vctima, no ser sancionado por este caso

Caja Rural Seguros-RGA se quedar sin sancin e incluso podra recibir una compensacin segn cmo termine la resolucin de su denuncia por revelacin de documentos secretos tras la filtracin interesada que mostraba conversaciones de varios de sus ciclistas con Maynar con la intencin de daar su imagen. La legislacin en Espaa dice que, en estos casos, el receptor final no tiene repercusin legal y es vctima. Jess Ezkurdia, exmanager de Euskaltel, se enfrentara a una sancin de cuatro aos si se confirma que fue l quien filtr.

Futuro complicado para Miguel ngel Lpez

Fuentes que trabajan con la Unin Ciclista Internacional sealan a MARCA que la sancin para Lpez, actualmente suspendido, podra “ser como la de Armstrong, de por vida”. De momento, el ciclista sigue sin poder competir. Antes del Mundial fue sancionado por la UCI y no ha vuelto a correr con el Team Medelln, equipo que le acogi tras el adis de Astana. Con ellos gan varias carreras a inicios de 2023 antes de volver a un ‘agujero’ del que no ha salido. En redes sociales ha mostrado su queja por los controles que recibe y por la falta de una resolucin final.





Source

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel Nerekel